3690 S. Yosemite Street,
Denver, Colorado 80237

HomeOtros Servicios

Otros Servicios

Mal Aliento

Por lo general, el mal aliento proviene de la infección de la enfermedad periodontal. Para solucionar este problema, los pacientes necesitan consultar con un periodoncista, habituarse al uso del hilo dental y deben realizar un buen cepillado.

Dicho esto, tenga en cuenta que la gran mayoría de las personas que tienen mal aliento crónico, tienen encías sanas. Se ha provado que la halitosis (mal aliento) es causada por una bacteria que se encuentra en la parte posterior de la lengua la cual, convierte las proteínas de la boca en componentes que causan el mal olor.

Si bien un raspado intenso en la lengua puede ayudar a no tener mal aliento, a veces para algunas personas no es suficiente.

Tratamiento Periodontal No Quirúrgico

Recomendamos que los pacientes que sufran de enfermedad periodontal se informen acerca de la anatomía de las estructuras de soporte del diente. Estas incluyen; el ligamento periodontal el cual une la raíz del diente en la cavidad, y también el tejido gingival el cual se une al hueso y abraza al diente a modo de collar.

Dependiendo de la situación, la enfermedad periodontal puede afectar un diente o muchos dientes. La infección comienza cuando se inflama la encía debido a la liberación de toxinas en la placa bacteriana.

La encía se inflama y sangra con facilidad. En esta etapa, también llamada gingivitis, el paciente siente una leve molestia. Estos síntomas son reversibles si se realizan limpiezas dentales con regularidad, y se mantienen hábitos de higiene oral adecuados.

La gingivitis que no se trata, progresa hasta que se transforma en periodontitis. La placa, de manera gradual, se endurece y forma sarro el cual crece debajo de la línea de la encía y separa la encía del diente. Por consiguiente, se produce reabsorción ósea como también bolsas que se infectan. Lentamente, las bolsas se profundizan y al mismo tiempo se destruyen más encía y tejido óseo. Los pacientes sufren de sangrado en las encías, mal sabor en la boca, halitosis y abscesos. Además, los dientes pueden ser removidos si se aflojan demasiado.

Recuerde que la gingivitis y la periodontitis en su etapa inicial, pueden ser tratadas con facilidad con los procedimientos de raspado y alisado radicular. Estos métodos remueven la placa y el sarro de las bolsas profundas y también suavizan las superficies de los dientes.

Aunque muchos pacientes no necesiten ningún tratamiento posterior, la mayoría deberá realizar una terapia de mantenimiento de manera continua para sostener la salud periodontal. Por favor, tenga en cuenta que una terapia no quirúrgica tiene limitaciones, por esta razón, la cirugía puede ser la única solución en ciertos casos.

Tratamiento Periodontal Quirúrgico

Las opciones de cirugía periodontal más comunes son; procedimiento de reducción de bolsas periodontales y procedimiento regenerativo. Los dos tratamientos podrían ser aconsejados cuando el raspado y alisado radicular no ayudan durante el proceso de restauración.

Procedimientos de reducción de la bolsa

En este procedimiento se levanta y se enrolla hacia atrás el tejido de la encía para remover la placa y el sarro que son los causantes de la enfermedad. Las superficies irregulares del hueso dañado pueden ser suavizadas para permitir que el tejido de la encía se adhiera mejor al hueso sano. Se asegura el tejido de la encía en su nueva posición con puntos de sutura.

Eliminar la bacteria puede no ser suficiente si se quiere prevenir la recurrencia de la enfermedad periodontal. Debido a que las bolsas profundas son más difíciles de limpiar para el paciente y el dentista, es muy importante lograr reducirlas. Al combinar una higiene oral apropiada con limpiezas regulares, se incrementan las posibilidades de conservar los dientes naturales.

  • <strong>Procedimientos Regenerativos</strong>

    Procedimientos Regenerativos

Injerto Óseo y Regeneración Tisular Guiada

Si se encontrara un defecto en el hueso, un injerto óseo deberá ser colocado para estimular la formación de un hueso nuevo. Se puede usar hueso natural o sintético para estimular la regeneración. Algunas veces, se usan membranas especiales para evitar que el tejido de la encía avance entre el diente y el hueso. De esta forma, con este procedimiento, se produce la regeneración de un hueso nuevo y del ligamento periodontal.

  • <strong>Procedimiento Quirúrgico Estético</strong>

    Procedimiento Quirúrgico Estético

Alargamiento de Corona

El alargamiento de corona es un procedimiento quirúrgico que consiste en la remodelación del contorno de los tejidos de la encía ,el hueso o ambos, para dejar expuesta suficiente estructura dental.

Este procedimiento se realiza cuando un diente se fractura a la altura de la línea de la encía o cuando una obturación o corona, con caries extensa que está por debajo de la encía, se cae. De ser necesario, su dentista podria necesitar exponer una superficie mayor del diente, por consiguiente, deberá remover tejido y hueso.

A veces, cuando se encuentra una cantidad excesiva de tejidos de encía alrededor de los dientes superiores (sonrisa gingival), se puede realizar un alargamiento de corona.

Procedimiento

En este procedimiento se usa anestesia local, las incisiones son necesarias porque se debe separar y levantar en tejido de las encias de los dientes. Al realizar este procedimiento, se logra el acceso a las raíces de los dientes y al hueso circundante. En la mayoría de las situaciones, su periodoncista necesitará sacar algo del hueso que se encuentra alrededor de las raíces de los dientes. Se usará una combinación de instrumentos manuales y rotatorios, después que se remueve el hueso el tejido de la encía se asegura con puntos de sutura.

Debido a que las encías están ahora en un nivel más bajo como resultado de la cirugía, sus dientes se verán mas largos y más atractivos. Algunas veces, se usará un apósito intraoral para cubrir y proteger el lugar de la intervención durante el proceso de cicatrización. Si hay coronas temporales colocadas, se deben remover antes del procedimiento, serán reemplazadas con posterioridad.

Injerto de Tejido Blando

El injerto de tejido blando ayuda a tratar la recesión de la encía y también puede mejorar la estética de la línea de la encía. Un cepillado demasiado enérgico, enfermedad periodontal o bruxismo (las peronas pueden rechinar y apretar los dientes), juegan un rol importante en la recesión gingival. Las raices expuestas en los dientes son el resultado de recesión gingival, provocan que las personas aparenten más edad y causan sensibilidad en los dientes cuando se ingieren bebidas o alimentos frios.

El injerto de tejido se utiliza para cubrir las raíces o desarrollar tejido gingival en el lugar que se necesite. Para completar este procedimiento su periodoncista, extrae tejido gingival del paladar o de otra fuente donante para cubrir la raíz expuesta. El injerto de tejido blando reduce la recesión gingival y la pérdida de hueso pero también, protege la raíz de la forción de caries y reduce el grado de sensibilidad.

Procedimientos Quirúrgicos Estéticos

  • Alargamiento de Corona
  • Injerto de Tejido Blando

Por favor, consulte la página de Tratamiento Periodontal Quirúrgico para obtener información adicional.

Mantenimiento Periodontal

Es primordial que se realice un seguimiento regular para mantener la salud periodontal. Su periodoncista establecerá con usted la frecuencia en las citas de control. El mantenimiento periodontal ayuda a eliminar la placa bacteriana, facilita el proceso de cicatrización e impide una mayor destrucción ósea.

Denver Colorado dentist